life_as_a_house_915e29a4_269Buscando otra cosilla en los Diarios de Sesiones del Senado me he encontrado en el del día 7 de este mes de mayo una curiosa pregunta por parte del Grupo Mixto al Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas sobre un tema al que ustedes saben que soy aficionado: el cine. De hecho, más de una entrada mía está ilustrada con posters de películas (como  en ¿Quo Vadis, Carlos Divar? o en otra adornada con uno  de Charles Bronson en referencia al remake de “Yo soy la Justicia” que viene protagonizando desde hace dos años Ruíz Vayatasón, digo Gallardón), e incluso dediqué un artículo a los grandes olvidados todos los años en los Premios Goya, los actores de doblaje.

Pero es que, además, la pregunta tiene mucha relación con un tema candente en Baleares: el trilingüismo en los colegios a través de la potenciación del inglés en aras a conseguir que todos los alumnos acaben bachillerato con un nivel suficiente que  les permita obtener el First Certificate, que es el nivel objetivo que se exige para obtener luego titulación universitaria. Es decir, se trata que dentro del propio sistema educativo se den al alumno las herramientas y conocimientos necesarios para alcanzar ese nivel sin tener los padres que dejarse el hígado (y no todos, sino los que se lo puedan permitir, lo que supone una desventaja para aquellos que en su casa tienen menos posibles) para que sus hijos adquieran ese nivel decente en la lengua.

Convendrán conmigo que casi toda Europa tiene mejor nivel que nosotros en inglés. Entre otras cosas, porque las películas y series extranjeras no se doblan, sino que se emiten en versión original, lo que permite que desde pronta edad uno vaya haciendo oído y adquiriendo vocabulario y expresiones. A fin de cuentas, ¿cómo aprendemos nosotros a hablar? Pues a base de escuchar y repetir.

Hoy en día en España el cine y las series se siguen doblando (con una altísima calidad), pero vía vídeo/dvd y, sobre todo, gracias a la TDT, podemos acceder a la versión original, y eso es una bendición (bueno, excepto cuando escuchas a Kevin Costner, que el tío sólo es potable doblado. “Al natural es terrorífico”) para la apreciación de la interpretación y para el aprendizaje. No creo que esto sea discutido por nadie, creo yo. Y además, sólo con pulsar otra tecla del mando de la tele, puedes activar los subtítulos para no perderte nada, otro gran avance.

Pues precisamente sobre este tema, los subtítulos, versa la pregunta que le formula al Ministro el Sr. Pedro Eza : ¿para cuándo subtítulos en la lengua original de la película? Sería ya, señores, la bomba. Les dejo con el texto íntegro de lo que, a mi juicio, es una gran idea:

PREGUNTA SOBRE LAS PREVISIONES DEL GOBIERNO EN ORDEN A APOYAR LA INCORPORACIÓN DE LA OPCIÓN DE SUBTÍTULOS EN VERSIÓN ORIGINAL PARA LAS PELÍCULAS Y CONTENIDOS AUDIOVISUALES EXTRANJEROS QUE SE EMITEN EN TELEVISIÓN ESPAÑOLA (TVE).

(Núm. exp. 680/000440)

AUTOR: PEDRO EZA GOYENECHE (GPMX)

El señor PRESIDENTE: Preguntas para el señor ministro de Hacienda y Administraciones Públicas.

Pregunta de don Pedro Eza Goyeneche.

Tiene la palabra su señoría.

El señor EZA GOYENECHE: Gracias, presidente.

Buenas tardes, señor ministro.

Hoy en día, con el sistema TDT, los españoles podemos ver en las televisiones las películas bien en castellano, bien en versión original; sin embargo, en televisión, los subtítulos de aquellas solo están en castellano. Desde el punto de vista pedagógico, de cara al aprendizaje de una lengua, lo ideal es escuchar los diálogos y leer los subtítulos en esa misma lengua. Esto, insisto, en lenguas extranjeras, puede hacerlo cualquier usuario de un simple DVD. Sin embargo, en televisión no ocurre así.

Por eso, le planteamos una nueva opción, que, añadidos a los subtítulos en castellano, para quien por razones diversas puedan precisarlos, exista la opción de poder elegir subtítulos en versión original. Así, podrá seguirse en televisión la película o emisión, tanto oralmente como de forma escrita, en una misma lengua extranjera. La industria del doblaje español no pierde nada y generamos opciones añadidas.

Es evidente el beneficio que esta herramienta de aprendizaje informal puede generar, no solo para los niños y jóvenes, sino también para la población adulta. De hecho, en la última campaña electoral, alguna formación política presente en esta Cámara ya planteó que en televisión, al menos, los dibujos animados fueran en inglés. Desde el Gobierno de Navarra en varias ocasiones se ha trasladado esta misma propuesta tanto al anterior ministro de Educación socialista como al actual ministro, señor Wert.

Por tanto, dado que existen unas cadenas de televisión pública estatal, quisiéramos conocer la posición del Gobierno al respecto y también, evidentemente, del Partido Popular, sin pretender inmiscuirnos en las competencias del ente autonómico Radio Televisión Española.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senador Eza.

Señor ministro.

El señor MINISTRO DE HACIENDA Y ADMINISTRACIONES PÚBLICAS (Montoro Romero): Gracias, señor presidente.

Senador, el Gobierno anterior, en octubre del año 2010, aprobó el Programa Integral de Aprendizaje de Lenguas Extranjeras, una iniciativa a desarrollar en el periodo 2011-2020. Junto con medidas fundamentales para incrementar cuantitativa y cualitativamente las actividades de mejora de la enseñanza de lenguas extranjeras, se recogían otras iniciativas importantes para alcanzar el objetivo del plan: apoyo a la emisión de contenidos audiovisuales en su idioma original y apoyo a la mayor y mejor utilización de la tecnología de la información y la comunicación.

El actual Gobierno no ha olvidado este programa. Así, el Consejo de Ministros, en su reunión del 14 de diciembre del año 2012, adoptó el acuerdo por el que se formalizan los criterios de distribución aprobados por la Conferencia Sectorial de Educación, así como la distribución resultante de los créditos para el año 2012 para el desarrollo del Programa de Mejora del Aprendizaje de Lenguas Extranjeras.

Por otro lado, añadiré que toda la programación que se emite en los canales de Televisión Española, incluidos todos aquellos contenidos cuya producción no es española, tiene la opción de verse subtitulada en castellano. Bien sea a través del teletexto o del propio televisor, el espectador puede activar la opción de subtítulos de emisión. Además, toda la emisión de contenidos extranjeros se emite en dual en versión original. Es decir, a través de la opción del canal de audio que viene por defecto en todos los televisores, se puede elegir entre la versión original o la doblada al castellano.

Ha sido un avance el hecho de que cualquier espectador pueda ver la programación en versión original y con subtítulos, especialmente el cine extranjero, los documentales y toda la programación de Clan, en este caso, para que los niños puedan ver sus series favoritas en inglés y con subtítulos en castellano. Pero se seguirá avanzando para respetar y dar cumplimiento a lo establecido en la Ley General Audiovisual, de 31 de marzo de 2010, de forma que todas las personas tengan derecho a que la comunicación audiovisual incluya una programación en abierto que refleje la diversidad cultural y lingüística de la ciudadanía, como reza el artículo 8.

Gracias, señor presidente. (Aplausos.)

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor ministro.

Senador Eza, tiene la palabra.

El señor EZA GOYENECHE: Gracias, señor presidente.

Señor ministro, no me ha terminado de convencer su respuesta porque no ha contestado exactamente a lo que le he planteado. Insisto en la necesidad y conveniencia de que las películas en versión original que se vean en Televisión Española lleven, precisamente, los subtítulos en el idioma de esa película, no en castellano, en el idioma de la película.

No hace falta que le diga que un país muy próximo a nosotros lleva años emitiendo películas extranjeras sin doblar y sus competencias idiomáticas, en relación con España, son bastante más altas. Por tanto, insisto en esta necesidad, en su operatividad. ¿Por qué? Porque cualquier observador reconoce la situación precaria del conocimiento de las lenguas extranjeras en España.

Estamos en una situación de desempleo y estamos observando cómo muchos de nuestros hijos e hijas salen a buscar trabajo fuera y necesitarían ser bilingües. En mi comunidad se está haciendo ese esfuerzo, así que vamos a potenciarlo por todos los medios, porque este no es un tema ideológico.

El señor PRESIDENTE: Vaya terminando, señoría.

El señor EZA GOYONECHE: Es una propuesta que necesita España precisamente para sanear la situación de desempleo de muchos de nuestros jóvenes bien preparados salvo probablemente en el conocimiento suficiente de los idiomas.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senador Eza.

Señor ministro, tiene la palabra.

El señor MINISTRO DE HACIENDA Y ADMINISTRACIONES PÚBLICAS (Montoro Romero): Muchas gracias, señor presidente.

Señoría, coincido plenamente con el ánimo y el espíritu de su inquietud, no de su pregunta, tal y como la formula.

Por lo demás, le invito a que lleve esta cuestión al seno de la Comisión Mixta de Control Parlamentario de la Corporación RTVE y sus Sociedades para que pueda ser debatida con el presidente de la corporación. Desde luego sepa que cuenta con el máximo apoyo del Gobierno para lograr que todos los ciudadanos, pero especialmente nuestros jóvenes, tengan la oportunidad de desarrollar de una forma más intensa y más completa el conocimiento de las lenguas extranjeras.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor ministro

En, fin esperemos algún día verlo: el cine en versión original con subtítulos en la propia lengua de la película y una sociedad dominadora de otra lengua que no sea la suya.

Foto: poster promocional de la película “Live as a house”. Lo he elegido  sobre todo por su banda sonora, de Mark Isham. Sobre ésta, y como curiosidad, les cuento que la pieza “building a family” fue utilizada hace un par de años en un anuncio de cava y también aparece como tema central en la película “Sin reservas”, el remake de “Deliciosa Marta” protagonizado por Catherine Zeta Jones y Aaron Eckhart