No estoy inscrito en ninguno de los posibles turnos de oficio que organiza mi Colegio territorial, y eso por dos razones fundamentales: cada vez domino menos temas y, sobre todo, porque quiero mantener el poder de seleccionar los temas que asumo. Por distintos motivos, no cojo todos los temas que pueden entrar por la puerta del despacho, sean grandes o pequeños, y eso no lo podría hacer dado de alta en un turno de oficio, salvo en los casos de renuncia/incompatibilidad legalmente previstos.

Pero eso no impide que en ocasiones y por motivos variopintos —porque una persona  te viene a plantear el asunto y piensas que lo que le ha pasado es una barbaridad; amigo al que la vida ha dado un palo y no está en condiciones de asumir tus honorarios, pero que tiene confianza en ti; antiguo cliente del despacho cuyo negocio se ha ido al traste…— asuma la dirección de un asunto a favor de persona que sé puede ser beneficiaria del beneficio de justicia gratuita.

¿Y eso es posible? Pues sí, porque está expresamente previsto en el artículo 27 de la Ley 1/1996, de 10 de enero, de asistencia jurídica gratuita:

El reconocimiento del derecho a la asistencia jurídica gratuita llevará consigo la designación de abogado y, cuando sea preciso, de procurador de oficio, sin que en ningún caso puedan actuar simultáneamente un abogado de oficio y un procurador libremente elegido, o viceversa, salvo que el profesional de libre elección renunciara por escrito a percibir sus honorarios o derechos ante el titular del derecho a la asistencia jurídica gratuita y ante el Colegio en el que se halle inscrito.

Bastará para ello, por tanto, redactar un escrito en que se recoja, para el caso concreto, la renuncia del letrado a sus honorarios ante el cliente y Colegio, y entregárselo al cliente para que lo adjunte a la documentación que se le solicitará por parte del Servicio de Orientación Jurídica organizado por el respectivo Colegio territorial para la tramitación del oportuno expediente de reconocimiento.

El escrito no tiene que ser complicado, puede ser de lo más sencillo, mientras quede claro persona (y Colegio) a cuyo favor se renuncia al cobro de honorarios, la renuncia en sí y el asunto concreto en relación con el que se interesa ser designado.

Ejemplos:

CLIENTE DEMANDANTE

……………………………., abogado en ejercicio, colegiado con el nº …………….. en el Ilustre Colegio de Abogados de …………………., y con domicilio profesional en …………….., calle ………………………, por el presente escrito MANIFIESTO

No estando inscrito en el turno de oficio civil de mi Colegio Profesional, y de conformidad con lo dispuesto en el artículo 27 de la Ley 1/1996, de 10 de enero, de Asistencia Jurídica Gratuita, y a los efectos de poder asumir la defensa letrada de doña ………………… en procedimiento ordinario a interponer ante los Juzgados de Primera Instancia de …………………., contra …………………………………………….. por …………………………………, renuncio ante doña. …………. y ante mi Colegio Profesional a los honorarios profesionales que se pudieran devengar a mi favor en los referidos procedimientos por mi intervención en defensa de los intereses de dicha señora.

Es por ello que, en el caso de que se reconozca a la Sra. …………………… el derecho a la asistencia jurídica gratuita, se proceda a asignarme su defensa en el asunto al que he hecho referencia.

…………………., ……… de …………… de 20…

CLIENTE DEMANDADO
……………………………., abogado en ejercicio, colegiado con el nº …………….. en el Ilustre Colegio de Abogados de …………………., y con domicilio profesional en …………….., calle ………………………, por el presente escrito MANIFIESTO

No estando inscrito en el turno de oficio civil de mi Colegio Profesional, y de conformidad con lo dispuesto en el artículo 27 de la Ley 1/1996, de 10 de enero, de Asistencia Jurídica Gratuita, y a los efectos de poder asumir la defensa letrada de doña ………………… en los autos procedimiento ordinario ……….., tramitados ante el Juzgado de Primera Instancia ……… de …………… a instancias de don ………………….. contra dicha señora, renuncio ante doña. …………. y ante mi Colegio Profesional a los honorarios profesionales que se pudieran devengar a mi favor en los referidos procedimientos por mi intervención en defensa de los intereses de la Sra. ………………………

Es por ello que, en el caso de que se reconozca a dicha señora el derecho a la asistencia jurídica gratuita, se proceda a asignarme su defensa en el procedimiento al que he hecho referencia.

…………………., ……… de …………… de 20…

 

¿Quieres implementar en tu despacho profesional la normativa sobre protección de datos? Pues no te olvides  de comprar desde esta misma web mi libro electrónico “Protección de datos. manual práctico de ayuda para abogados”.