Aproximación a las reformas de la LAU y de la LEC en el Real Decreto-ley 7/2019.

Tras el estrepitoso fracaso del primer asalto tras su no convalidación parlamentaria, el BOE publica hoy el remake, dirigido por el mismo director, del Real Decreto ley 21/2018:  el Real Decreto 7/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler, por el que el Gobierno aspira a reformar LAU, Ley de Enjuiciamiento Civil y LPH. Y digo “aspira” porque vamos a ver si en esta ocasión consigue la convalidación en este caso de la Diputación permanente del Congreso. Pero hasta que llegue ese momento (convalidación o no convalidación, esa es la cuestión) lo cierto es que durante los próximos 30 días la normativa aplicable va a ser ésta, así que habrá que conocerla. Lo que pretendo en las líneas siguientes es analizar brevemente  el contenido de la norma en relación no con todas sus novedades, sino con  los mismos aspectos expuestos al comentar el Real Decreto ley 21/2018 en este mismo blog sobre el arrendamiento de vivienda, es decir, aquellos que recaen sobre una edificación habitable cuyo destino primordial sea satisfacer la necesidad permanente de vivienda del arrendatario. Por tanto, no es un análisis exhaustivo de todas las novedades que presenta la norma, para cuyo conocimiento deberán los lectores acudir a otras fuentes. Para no volver a escribir lo mismo, iré remitiendo a la lectura de esa entrada del mes de diciembre cuando lo considere necesario. También será objeto de exposición la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil en cuanto al procedimiento de desahucio de vivienda, mucho más extensa que la prevista en diciembre. Dicho lo anterior, entremos en materia. […]